Foto de Markus Spiske en Pexels.

Por @jgarciamerlos. Este artículo fue publicado originalmente en las ediciones impresa y digital del Diario La Hora.

Nos encontramos frente a dos grandes amenazas: el covid-19 y la crisis económica producto de la paralización de las actividades a nivel mundial. Dado que muchos estamos en cuarentena y que la información abunda, no pretendo saturarlos con más generalidades sobre este tema, sino resaltar lo que considero urgente.

En cuanto a la contención de la epidemia, se está haciendo lo humanamente posible con las medidas de distanciamiento social, sin embargo, hay algo más que podemos hacer: la elaboración y puesta en marcha de protocolos de diagnóstico y aislamiento, así lo dijo Óscar Barreneche, representante de la OMS/OPS para Guatemala. Sobre este tema, consulté con cuatro médicos infectólogos de reconocida trayectoria en Guatemala, los doctores Hugo Pezzarossi, Luis Pedro Villanueva, Gerardo del Valle y Adib Rodríguez; todos coinciden en la necesidad de ampliar la red de laboratorios que puedan hacer los exámenes de detección del coronavirus y así ampliar la capacidad diagnóstica del país.

Para contener con mayor efectividad el virus y para tratar a los pacientes infectados oportunamente, es necesario saber lo antes posible, quiénes están infectados. Se trata de una estrategia que ha generado resultados exitosos en países como Corea del Sur y Taiwán. Esta información permitiría dos cosas: a) detectar pacientes asintomáticos y evaluar a las personas que han tenido contacto con ellos, para ponerlos en aislamiento y evitar la propagación; y b) un tratamiento temprano para quienes han contraído el virus y no esperar a que el paciente esté en situación crítica.

Varias empresas han hecho donaciones para enfrentar la crisis de salud, un rubro que necesita fondos es el de las pruebas de diagnóstico. Urge que la iniciativa privada, laboratorios, hospitales, médicos y gobierno unan esfuerzos porque solo el sector público no se dará abasto. Al respecto es importante que los resultados y la información se envíe al gobierno para que pueda concentrar y tener los datos más realistas para la toma decisiones. Derivado que el costo del examen puede ser alto, deben hacerse protocolos para que personas en lo particular que quieran hacerse el examen, puedan pagarlo, así como hospitales privados que necesiten descartar la presencia del virus en sus pacientes; ya varios seguros privados han manifestado que están dispuestos a cubrir los gastos de atención del coronavirus, a pesar de haber sido declarada una pandemia.

Sobre la crisis económica, el objetivo principal debe ser la conservación de los empleos para paliar la crisis económica. Para mitigar los efectos de la crisis, se están discutiendo en el Congreso de la República varias propuestas. Distintos sectores y profesionales han hecho las suyas, de las propuestas que han llegado a mis manos, considero viables las siguientes:

1) Aplazamiento pago de impuestos: Esta medida consistiría en permitir el pago, sin mora, de impuestos (IVA-ISR) ya generados o debidos con anterioridad al Estado, en un plazo de 3 meses después de la normalización de actividades productivas.

2) Eliminación del ISO: Este es un impuesto anticipado, ante esta crisis lo que se necesita es un respiro financiero y no sofocar a las empresas. Los recursos que se pagan por este concepto generarían liquidez para no tener que despedir trabajadores y cubrir gastos fijos.

3) Reducir ISR: Se puede ofrecer una reducción de ISR a las empresas que mantengan a sus empleados, esto generaría un incentivo para que los impuestos que el Estado deje de percibir se usen en el pago de planillas.

4) Priorizar gastos de salud pública: Se debe revisar todos los gastos innecesarios y destinarlos a fortalecer el sistema de salud.

5) Suspensión de relaciones laborales por parte del IGGS: El Instituto Guatemalteco de Seguridad Social podría suspender por razones de salud a los empleados de las empresas obligadas a suspender labores. Con esto los empleados recibirían su sueldo.

No hay una solución perfecta, en estos momentos toda decisión es difícil, puesto que debemos conservar la vida en el corto plazo y los medios de subsistencia para miles de personas en el mediano y largo plazo. #JuntosSaldremosAdelante